Las parafilias más comunes

parafilias

Cada persona cuenta con sus propias fantasías sexuales. Mucha gente lo considera como algo inconfesable, como si tuviera gustos o le atrajeran cosas demasiado extrañas. Sin embargo, te sorprendería conocer la cantidad de parafilias que existen. La cantidad de fetiches “fuera de lo común” –que, en realidad, no lo son tanto- que existen hoy en día.

Con el deseo de cumplir dichas fantasías, muchas personas terminan acudiendo a escorts de lujo, profesionales del sexo que te satisfarán sin problemas. Es una buena opción para personas que no se atreven a abrirse ante otras, como amistades o pareja.

Las parafilias son preferencias sexuales, a modo de fetiches, en ocasiones, en las que el objeto que nos proporciona placer sexual no es el coito en sí. A continuación, vamos a enumerar algunas de ellas.

Altocalcifilia

Es la atracción por los zapatos de tacón alto. Las personas que la tienen, probablemente le pidan a su compañera sexual que se deje los zapatos puestos durante los juegos preliminares, y por qué no, durante la actividad sexual.

Amokoscisia

Tiene que ver con el sadomasoquismo. Es un placer que se obtiene mediante la humillación, humildad o debilidad sexual de otra persona.

Autonepofilia

Se trata de la atracción por el uso de pañales. Puede ser por parte de la pareja sexual o de uno mismo.

Belonefilia

Consiste en la excitación sexual que se obtiene a través del uso de agujas.

Clastomanía

Se describe como el placer que se obtiene al romper las prendas de ropa que lleve puestas la pareja sexual.

Dendrofilia

Se trata de una atracción sexual hacia árboles y plantas.

Formicofilia

Esta parafilia consiste en obtener placer sexual al notar cómo hormigas y otros animales minúsculos, como gusanos, insectos o arácnidos, pasean por los genitales propios.

Frotismo

Seguro que el nombre te lo ha chivado, pero se refiere al placer que produce frotar los propios genitales contra cualquier parte del cuerpo de otra persona.

Hilefilia

A través de la posesión de objetos ajenos, se puede obtener placer sexual. Por ejemplo, ropa o cabellos. Es común, por ejemplo, que muchos hombres se sientan excitados al oler la ropa interior de su amante.

Misofilia

Esta parafilia hace referencia a la atracción sexual por la ropa sucia.

Somnofilia

Deseo y atracción por realizar el acto sexual con una persona que esté dormida. Esto es algo que hay que pactar previamente, claro.

¿Qué te ha parecido la lista? ¿Compartes alguna de estas parafilias?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *