El sexo es bueno para la salud. Tanto como el deporte

sexo deporte

Vuelve a quedar confirmado que el sexo es bueno para la salud, según diversos estudios realizados a lo largo del segundo semestre de 2015. Ahora bien, no vale todo el sexo, sino sólo el que sea de calidad y esté contextualizado como Dios manda; nos explicamos a continuación.

Por una parte, si se quiere equiparar el sexo al deporte, debe hacerse con ciertos matices: estar estirado boca arriba y mantener una actitud pasiva tan sólo servirá para el bienestar emocional o mental, al suponer una liberación de hormonas que nada tienen que ver con el deporte. Por el contrario, según la sexóloga Elvira Morejón, se debe realizar activamente, esforzando al cuerpo y activándolo físicamente.

La estudiosa del sexo habla también del mismo como un arma de doble filo: puede ser una liberación de estrés, pero también una acumulación del mismo, si no se da la talla, la experiencia es negativa, o similar. Es por eso que para mentalidades así, puede ser beneficioso un encuentro con putas Barcelona, puesto que las escorts profesionales difícilmente llevarán a una experiencia negativa y, al no haber apego emocional, los sentimientos de culpa quedan al margen.

El sexo de calidad lo mejora todo en nuestra vida

De modo que se debe buscar tan sólo el sexo positivo, ese que segregue endorfinas para sentirnos mejor: el que haga subir nuestra autoestima, desestresar y liberarnos de tensiones. El que sirva para quemar calorías y haga las veces de analgésico. Morejón informa de que estas relaciones sexuales hacen mejorar el sistema cardiovascular y el inmunológico, reforzando a la pareja. Practicarlo de manera saludable y con confianza (en la pareja o en uno mismo), en definitiva.

Puede decirse que el sexo alarga la vida (aunque no te libra milagrosamente de la muerte como no lo hace practicar mucho deporte), que adelgaza en cuanto a que puede considerarse como una manera de practicar deporte, pero no es ninguna clase de magia que cure enfermedades: de hecho, en el caso del papiloma humano puede provocar cáncer, más que evitarlo como se suele decir.

Lo que sí hace de todas, todas es aumentar la libido, generar, por así decirlo, adicción: el sexo llama al sexo, cuantas más relaciones se tienen más se quieren, y por consiguiente, las posibilidades de seguir aprovechándose de sus ventajas van en aumento. Así que, ¿por qué sigues aquí sentad@ leyendo este artículo? ¡Corre a disfrutar del (buen, sano) sexo!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *