Archivo Etiqueta: posturas sexuales

Posturas sexuales para que la mujer enloquezca de placer

posturas sexuales

No todas las posiciones sexuales dan la misma cantidad de placer; algunas son mejores y más capaces de proporcionar placer a la mujer, al hombre o a ambos. Hoy, nos vamos a centrar en las posturas que más apreciarán las mujeres, para que sus parejas puedan hacerlas enloquecer en la cama. Y, si tienes dudas, siempre puedes acudir a escorts maduras para que te orienten un poco…

Pero no todas las mujeres reaccionan igual a estímulos similares, así que lo que se aplicaba a tu ex pareja podría no aplicarse a su mujer actual.

Hay algunas mujeres que sólo pueden alcanzar orgasmos cuando su clítoris es estimulado, mientras que otras pueden conseguirlos, también, mediante la penetración.

La siguiente postura es una conocida por la mayoría de personas, especialmente, por su alta efectividad.

Postura del misionero

¿A que lo has visto venir? Es tan popular porque muchísimas personas, mujeres y hombres, consiguen placer fácilmente gracias a ella. Esta posición permite una penetración profunda por parte del hombre, y también puede usar los dedos para estimular su clítoris.

Misionero elevado

Esta es una versión mejorada de la posición del sexo misionero. En el misionero normal, la mujer se apoya sobre su espalda, y el hombre mete el pene en su vagina. Pero en el misionero elevado, el hombre coloca las piernas de la mujer sobre sus hombros, para facilitar el vaivén.

En esta postura, es más fácil llegar al punto G.

Estilo perrito

Otra gran conocida, esta postura es una de las grandes favoritas de los hombres, si bien, permite que las mujeres alcancen el clímax con cierta facilidad. Además de favorecer la penetración, también hace sencillo que se pueda estimular el clítoris con los dedos. Y le otorga cierto poder a la hora de marcar el ritmo del encuentro sexual.

Cowgirl

En esta posición, la mujer está en completo control de la velocidad. Muchas mujeres prefieren esta posición sexual porque les da más libertad para mover sus caderas en cualquier dirección que pueda dar más placer.

También aquí, el hombre tendrá facilidad para acariciar su clítoris, que, como ves, es algo muy importante a la hora de otorgar placer a la mujer.